Generando Emoción_

“En stgo realizamos proyectos globales y personalizados a partir del desarrollo de conceptos desde diferentes disciplinas, dotando al resultado de identidad propia”

SÍGUENOS
Siguenos
Top

STGO

Metropol Parasol. Jürgen Mayer.

La Plaza de la Encarnación a través de su ubicación y sus dimensiones tiene un papel central en la estructura urbana de Sevilla. Ante los hallazgos arqueológicos el vacío de la plaza plantea la cuestión del pasado, de la identidad y sobre todo del futuro de la ciudad. Así que la respuesta a este vacío tendrá una importancia para la ciudad entera.

Continuar…

 

J. Mayer H.

1. Contexto Urbano
2. Pixeles de Activación
3. Metropol Parasol
4. Complejo de Planos
5. Mercado
6. Edificio Municipal / Mercado Temporal
7. Museo Arqueológico
8. Transporte Público
9. La Plaza Elevada
10. Construcción

1. Contexto Urbano

La Plaza de la Encarnación a través de su ubicación y sus dimensiones tiene un papel central en la estructura urbana de Sevilla. Ante los hallazgos arqueológicos el vacío de la plaza plantea la cuestión del pasado, de la identidad y sobre todo del futuro de la ciudad. Así que la respuesta a este vacío tendrá una importancia para la ciudad entera. Nuestra propuesta tiene como meta el desarrollo del potencial de la Plaza de la Encarnación, transformándola en un centro urbano, definido contemporáneamente. Su papel como un espacio urbano abierto único dentro de la densa estructura de la ciudad, permite una gran variedad de actividades culturales, comerciales, deportivas y también de recreación y de encuentro con el patrimonio histórico. La arquitectura propuesta crea un sitio nuevo de identificación uniformando la situación existente, que en la actualidad da una impresión muy poco homogénea. De esta forma, será un elemento de conexión entre los sectores norte y sur del centro histórico. Así, se transformará la plaza en un destino atractivo tanto para los habitantes del barrio y de la ciudad como para los turistas y potenciará el papel de Sevilla como uno de los más fascinantes destinos culturales de Europa.

2. Píxeles de Activación

En la era de las comunicaciones, la percepción se enfoca en poder leer todas las superficies como información. De esta manera, en la cual se interfieren las superficies arqueológicas dispuestas en distintas profundidades, se añaden permanentemente nuevas capas de la vida cotidiana. Una superficie contemporánea se despliega sobre el terreno dominado por las excavaciones arqueológicas. En esta superficie se configuran píxeles en una red cuadriculada de 8 metros y se comprimen en los puntos de intersección. Estos puntos de activación forman la base del desarrollo formal del proyecto. Crecen para formar círculos reuniéndose en grupos más o menos grandes o por el contrario reduciéndose hasta desaparecer. Así, plasman la superficie contemporánea del sitio integrando las plazuelas laterales, como un grabado de la vida cotidiana en la era de las comunicaciones. Estos elementos de un lenguaje contemporáneo se convierten en relación con los componentes de la Plaza de la Encarnación los cuales son: un complejo de planos relacionando las superficies cotidianas como el mercado, la calle y una plaza elevada con el terreno arqueológico, que porta su lenguaje propio de acumulación milenaria de información. El pavimento incluyendo sus aperturas, el ajardinamiento, un sistema de superficies de agua y una estructura de techumbre, también son parte integral de esta relación.

3. Metropol Parasol

El Metropol Parasol representa el elemento arquitectónico principal, es decir el ícono que confiere a la Plaza de la Encarnación entera una nueva identidad contemporánea, con referencias al pasado de la ciudad: por ejemplo las bóvedas de la catedral, las pérgolas emparradas de vegetación en los jardines antiguos como en la Casa de Pilatus y las rejas antiguas típicas de Andalucía a menudo con flores. Al mismo tiempo se transforma y combina esas referencias de una manera nueva y las deriva según las reglas geometricas de la red inicial de pixeles que une toda la plaza y sus elementos.

Con el Parasol la Plaza se transformará en el prototipo de un espacio urbano nuevo, que combina la vida diaria con un programa nuevo y una tecnología nueva. Orquestado como centro de la vida pública en el corazón de Sevilla, se desarrollará como un imán tanto con respecto a la economía como a la cultura. Como estructura ligera, el Parasol crece desde las excavaciones históricas a un hito urbano, definiendo una relación única entre lo histórico y lo contemporáneo. Arqueándose sobre el corredor de los autobuses, la estructura pone de relieve la continuidad espacial de la plaza. Aquella concepción está acentuada por la geometría señalada y por el uso de pavimentos obviamente homogéneos en todo el plano de la plaza compuestos de elementos de hormigón colorido.

Está concibida como una estructura ligera metálica de techumbre de 30 metros de altura con vegetación que dará valiosa sombra durante el día, creando un microclima agradable y un lugar para relajarse. La situamos de manera que deja entrar la luz durante la puesta del sol. Proponemos una estructura revestida con un plano de elementos redondos de aluminio perforado, armada en base a perfiles metálicos, de acero o aluminio, en combinación con círculos del mismo material. A través de la vegetación nos gustaría acentuar el cambio de las estaciones del año. Además ésta mejora decisivamente el microclima de la plaza. El acceso a una plataforma en tres de los parasoles por un ascensor y dos escaleras ofrece al visitante un mirador, con una vista espectacular de la ciudad y sus monumentos.

 

4. Complejo de Planos

La estructura del Parasol se arquea por encima de un complejo de planos, que relaciona los espacios o temas principales de este sitio urbano:

– El museo arqueológico que representa el pasado a través de la superficie arqueológica.

– El mercado que representa la vida cotidiana y estimulará la vida en la calle de día.

– La Plaza Elevada que representa el mundo de las actividades culturales, deportivas y de recreación.

– El Parasol como ícono con Mirador.

Creamos un complejo de niveles que unirá los tres planos distintos por así decirlo a un nivel único, que permite una accesibilidad y permeabilidad máxima. En primer lugar hay un plano que se dobla desde el nivel de la calle en los lados norte y sur que forma la Plaza Elevada, con acceso a través de escaleras en los lados inclinados y en combinación con las columnas del Parasol. Estas escaleras están concebidas con una pendiente cambiante siguiendo la curva del plano doblado. Por otra parte, los lados este y oeste forman fachadas de vidrio del mercado. Tres ejes en dirección norte-sur se desarrollan atravesando el complejo en niveles distintos: el eje principal del mercado y dos ejes subterráneos en los lados este y oeste, iluminados por aperturas en el plano de la calle con acceso desde las esquinas de la plaza por amplias escaleras. Por este sistema de pasajes se puede atravesar la plaza, tanto pasando por el mercado como por la superficie arqueológica y además por la Plaza Elevada. Así, el camino diario al mercado se cruzará casualmente con el plano de la Plaza o con el nivel del museo arqueológico. Además el sitio arqueológico siempre estará presente desde el mercado, el cual está situado en una plataforma como una mesa grande encima de la superficie arqueológica, dejando aperturas entre el borde del plano arqueológico y del mercado, ofreciendo así una vista permanente.

5. Mercado

El mercado tiene el papel de reactivar la intensa vida cotidiana que una vez caracterizó a la Plaza de la Encarnación. Así, sirve al vecindario añadiendo una notable calidad a la vida diaria de los habitantes de este barrio. La mejora de la infraestructura hará más fácil el acceso a las personas de otras zonas de la ciudad, reforzando además su importancia para el ambiente urbano. Imaginamos el mercado como una nueva institución local, un punto de condensación de las actividades agrícolas de los alrededores de Sevilla, trayendo palpitante vida al barrio durante el día.
Adicional al eje principal en dirección norte-sur la disposición del mercado permite abrir pasos en dirección este-oeste. Así, se podrá atravesar el mercado en las dos direcciones de día y de noche. En el borde de la mesa del mercado estos ejes formarán puentes como accesos principales. La construcción de la plataforma sobre el mercado hace posible cerrar la mayoría de las áreas del mercado flexiblemente de noche, quedando abiertos los ejes con bares y restoranes alrededor de los accesos que estimularán la vida de noche en las calles contiguas.

El terreno contenido de aproximadamente 4.000 metros cuadrados, incluye 78 módulos de 22,5 metros cuadrados cada uno dispuestos en grupos de a seis y de a cuatro que pueden ser combinados y usados flexiblemente como puestos de mercado, bares o zonas de servicio tales como oficinas, servicios higiénicos, conjuntos de almacenaje frigorífico o para el manejo de la basura. Estos conjuntos de servicio pueden estar ubicados en una posición central del mercado, para ofrecer un acceso directo a todos. La presencia del museo arqueológico de abajo está articulada en el borde periférico y en aperturas de la losa cubiertas de vidrio. Ésto provoca una variedad de relaciones entre el flujo del mercado y la presencia estática de las ruinas.

Las zonas para la entrega de productos se ubican en los lados este y oeste y están marcadas delante de la fachada del mercado. Fuera de las horas de la entrega cotidiana de productos se puede usar estas zonas como aparcamiento para clientes.

6. Edificio Municipal / Mercado Temporal

En cuanto al edificio municipal existente -Plaza de la Encarnación No. 24, y el terreno ocupado actualmente por el mercado temporal- proponemos el desarrollo de un programa de recreación y de ocio, habitualmente no disponible en el centro de las ciudades antiguas.
Ésto comprende equipamiento para el deporte y bienestar, instituciones de cultura, centros de enseñanza y también lugares de esparcimiento. Además de mejorar la calidad de vida de los residentes, generará nuevos flujos de visitantes a la zona de la Plaza.

En el terreno del mercado temporal proponemos un edificio para usos deportivos. En la planta baja de ese edificio situamos un cafe con una terraza en la plazuela delante del edificio y 13 aparcamientos, y otros 57 subterráneos accesibles a través de una rampa para residentes. Usando más plantas del edificio como aparcamiento, este número puede ser aumentado flexiblemente a 32 por planta.

El edificio Plaza de la Encarnación No. 24, que representa un edificio flexible de buen estado, sólo lo reconstruimos y lo arreglamos como centro de cultura y de enseñanza.
Dispone de 41 aparcamientos.

7. Museo Arqueológico

El Museo Arqueológico está ubicado debajo del mercado. La presencia de la vida contemporánea está articulada por el borde periférico abierto al mercado y por ventanas horizontales en la superficie de la mesa dicha, lo que permiten que la actividad en la plaza sea percibida en el museo. Desarrollamos dos pasajes que atravesarán el mundo subterráneo del Museo con un acceso usual por las escaleras señaladas que parten en las cuatro esquinas de la plaza. Este mundo subterráneo lo imaginamos bien iluminado ofreciendo una lectura comprensiva de la evolución urbana. El pasaje público partiendo en el lado este de la plaza forma un paseo suspendido encima de los hallazgos arqueológicos en la profundidad constante de 4,50 metros bajo rasante. Toca una vez el paso del lado oeste. Los dos pasajes se juntan en los lados norte y sur del sitio arqueológico formando dos zonas comerciales en los cuales imaginamos instancias de información y educación, librerías y un café. El pasaje más ancho en el oeste de la plaza llevará a una zona de exposición al lado del museo debajo de la Calle José Gestoso. En esta parte del museo imaginamos una caída de agua desde la Plaza a una fuente subterránea, que genera sonidos de las gotas en el agua en reposo. Esta galería soterrada tendrá una conexión directa con la estación del metro planificada. Por eso se podrá abrir la zona comercial del lado sur como paso a la estación.

 

8. Transporte Público

La estación de metro planificada se une al museo a través de una zona de uso flexible, que puede ser tanto comercial, como de educación o de exposición. Pasando esta zona se tendrá una vista directa al sito histórico entero. Así, se ofrece de improviso al visitante una vista impresionante respecto a la evolución urbana. El espacio-tiempo histórico se conectará con el espacio-tiempo del habitante. Situamos el acceso de la estación en el lado sur de la plaza de la Encarnación cerca de la parada de los autobuses formando un nudo central del transporte público.

 

9. La Plaza Elevada

La Plaza Elevada responde a la necesidad de un gran sitio urbano de reunión y de usos múltiples en el centro antiguo de Sevilla. Está conectada con el nivel de la calle por amplias escaleras que funcionarán como activadores de la vida en la calle. Éstas son lo suficiente amplias como para definir a la plaza como un espacio público, haciéndola fácilmente adaptable para realizar actividades con acceso restringido. Durante el día la plaza se presenta como un destino atractivo para refugiarse de la vida urbana y como un lugar de recreación, conversación y contemplación. Aperturas en la plataforma la conectan visualmente con el mercado de abajo y además con el museo subterráneo.

La arquitectura propuesta duplica el terreno inicial y crea un espacio adicional de 4.500 metros cuadrados de alta calidad. Fuentes de agua situadas en determinadas áreas de la superficie acentúan el microclima y ofrecen lugares atractivos para sentarse y reposar. La vegetación existente y las plantas planeadas en la estructura del Parasol serán irrigadas a través de un sistema de riego integrado en el suelo con referencia a los sistemas antiguos de riego. Además estamos pensando en agua goteando reguladamente desde los Parasoles en las fuentes de agua señaladas. Este sistema de fuentes de agua y de riego debería ser conectado y seguirá hasta las plazuelas al lado de la Encarnación.

La concepción del ajardinamiento incluye árboles como plátanos y naranjos amargos en toda la Plaza. Desde las bases de los Parasoles crecerán buganvilias en tiestos colgantes, que pueden ser cambiados formando varios escenarios de colores de acuerdo a los eventos que se realicen en la Plaza.

De noche el Metropol Parasol se convierte, por medio de instalaciones técnicas integradas en su superficie, en un cielo artificial que da pie para variados escenarios de luz y de sonido. Estas cualidades hacen posible una serie de actividades urbanas tales como representaciones culturales como cine, teatro, conciertos y por ejemplo un festival de flamenco sevillano, actividades comerciales como presentaciones de coches y de moda, eventos corporativos o presentaciones en general y además actvidades de deporte que destacarán el papel de la Plaza como un sitio principal de comunicación e interacción de la ciudad. Por así decirlo, imaginamos una catedral urbana abierta.

 

Fernando Alda

10. Construcción

El Parasol está concibida como una estructura ligera metálica de techumbre de 30 metros de altura. Está revestida con un plano de elementos redondos de aluminio perforado, armada en base a perfiles metálicos, de acero o aluminio, en combinación con círculos del mismo material.

La plataforma del mercado, de 70 metros de ancho, la sostiene una estructura de 6 columnas de hormigón sin vigas, dispuestas en dos filas con luces de 40 metros. Desde el punto de vista constructivo, el mercado conforma un plano autoportante. Las dos plataformas en combinación con las columnas situadas entre ellas forman un sistema Vierendeel. La estructura del Parasol corta la losa de la Plaza Elevada apoyándose en la losa del mercado. La altura del mercado es de 3,50 metros y en el museo arqueológico es variable entre 4,50 metros y 7,00 metros. Las columnas necesarias tocan tierra fuera del área de máximo interés patrimonial. La fundación se resuelve mediante columnas barrenadas para garantizar la menor perturbación del sito.

JMH / AS / CDB 27 de Mayo 2004

Vía: www.revistaca.cl

Imágenes: turismosevilla

fernandoalda.com